Ir al contenido
English

Más noticias

Rol público

Universidad de Chile se reencuentra con la ciudadanía

Poniendo el foco en las actividades presenciales, y siguiendo estrictos protocolos sanitarios, la Casa de Bello vuelve a abrir sus puertas a la ciudadanía y comunidad universitaria después de dos años de pandemia, con más de 30 actividades en los diferentes campus de la Universidad.

Desafío en Salud y Calidad de Vida en Personas Mayores

OPENICS llama a su primera convocatoria

Su propósito es generar impacto social mediante el desarrollo de proyectos de innovación social y de base científico-tecnológica en salud y calidad de vida, acompañando el proceso desde su concepción hasta la implementación en la comunidad. Promueve la generación de soluciones que propicien mejorar las actuales respuestas a los problemas de salud, con foco en lo social y en la calidad de vida.

La actividad se realizó a instancias del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, con el fin de capacitar a profesionales enfermeras/os obstetrices de Bolivia.

Dpto. de Promoción de la Salud de la Mujer y el Recién Nacido

Capacitación Internacional a enfermeras obstetrices de Bolivia

Académicos y académicos de esta unidad liderados por su directora, la profesora Marcela Díaz Navarrete, impartieron un curso de Emergencias Obstétricas y Neonatales entre octubre de 2021 y marzo de 2022, el cual tuvo módulos a distancia y presenciales.

Doctor Emilio Herrera

El primero de Latinoamérica

Doctor Emilio Herrera recibe premio por aportes a salud perinatal

En agosto próximo, el académico del Programa de Fisiopatología viajará a Canadá, donde la International Society for Developmental Origins of Health and Disease, DOHaD, le entregará la distinción “Nick Hales” por su contribución en materia de hipoxia perinatal en condiciones de altura, y cómo afectan a la salud y enfermedad del individuo en formación.

El claustro del Departamento de Enfermería de la Facultad de Medicina

El encuentro, en modalidad híbrida, se realizó el 12 de mayo de 2022

Enfermeras y enfermeros conmemoran su Día Internacional

En la oportunidad, la directora del Departamento de Enfermería de la Facultad de Medicina, profesora Mirliana Ramírez, revisó la historia de la enseñanza de la disciplina en nuestro país y la creación de la unidad que encabeza, durante el año 2014, así como los desafíos que representó para el ejercicio y la enseñanza de esta profesión el estallido social de 2019 y la actual pandemia sanitaria.

El modelo predictor desarrollado por el equipo en base a inteligencia artificial, disminuye los pasos en la detección del melanoma.

Utilizando fotografías

Equipo U. de Chile desarrolla modelo para detectar melanomas

Investigadores y especialistas del Departamento de Ingeniería Industrial, del Web Intelligence Center (WIC) y del Hospital Clínico, todos de la U. de Chile, trabajaron con 25.331 muestras de pacientes de países de Europa, junto a 513 muestras nacionales, y a partir del modelo desarrollado, pudieron predecir todas las muestras locales.

Las elecciones para decano 2022-2026 de la Facultad de Medicina se realizarán el jueves 2 de junio próximo.

Serán las primeras votaciones electrónicas para elegir a una máxima autoridad universitaria

Dos candidatos aspiran a conducir la Facultad de Medicina

La Junta Electoral Local de la Facultad de Medicina informa que para la próxima elección, a realizarse el jueves 2 de junio, aceptó las candidaturas provisionales válidamente inscritas de los doctores Miguel Luis O´Ryan Gallardo, profesor titular del Instituto de Ciencias Biomédicas, y Mauro Cristián Parra Cordero, profesor titular del Departamento de Obstetricia y Ginecología Norte.

Dr. Rómulo Fuentes

El estado de la neurotecnología

En 2017, un grupo de científicos liderados por el neurobiológo Rafael Yuste publicó las cuatro prioridades éticas que podrían derivar de los potenciales avances de la neurotecnología y la inteligencia artificial. Estas se resumen en (1) Resguardar la privacidad y autonomía; (2) Proteger la identidad y capacidad de elegir nuestras acciones, (3) Regular la “aumentación artificial” de capacidades cerebrales, y (4) Controlar los sesgos de procesos automatizados de toma de decisiones. Todo esto, en un escenario hipotético donde inteligencias artificiales que conocen el código del cerebro humano, tienen acceso a los datos neurales de la población.  Como reconocen los propios autores, “puede tomar años, incluso décadas, para que las interfaces cerebro-máquina y otras neurotecnologías sean parte de nuestras vidas diarias”.

Chile es uno de los pocos países del mundo que intentará proteger los “neuroderechos” a través de un proyecto de ley que “protege la integridad mental y el libre albedrío”. Sin duda en las ultimas décadas hemos presenciado avances notables de la neurotecnología. Por ejemplo, los implantes para la estimulación eléctrica de áreas profundas del cerebro se usan rutinariamente para el tratamiento de trastornos motores como el Parkinson y la distonía. Por otro lado, las interfaces cerebro-máquina, que son sistemas que generan instrucciones para un computador a partir de la actividad cerebral, permiten que una persona tetrapléjica puede controlar de manera limitada un brazo robótico a voluntad. Estos avances, fruto de décadas de investigación, han estado hasta ahora confinados a las condiciones controladas del laboratorio experimental. Sin embargo, empresas como Neuralink, en un intento de llevar estos avances al público, han desarrollado avances técnicos de las interfaces cerebro-máquina, como miniaturización y automatización de algunos procedimientos.

Si bien los avances en el área son ciertamente alentadores, estos son incipientes, y objetivamente estamos lejos de poseer la capacidad tecnológica y los conocimientos para registrar con suficiente resolución aunque sea una parte ínfima de la actividad cerebral que nos permita decodificar o modificar un “pensamiento”, si es que tal cosa en realidad es posible.

Nuestro poco entendimiento de la función cerebral se ejemplifica dolorosamente en el hecho de que aún no se dispone de cura para enfermedades devastadoras como el Alzheimer, el Parkinson, o las lesiones medulares.  En ese escenario, legislar con base al temor que en un futuro hipotético nuestros pensamientos sean leídos y manipulados por inteligencias artificiales no parece convincente. Ciertamente, los avances de la neurotecnología requieren una reflexión ética comunitaria y eventualmente una legislación, cuando efectivamente tengamos situaciones reales y no hipotéticas sobre las cuales legislar.